MISIONES JESUíTICAS-GUARANÍES : UN MODELO DE INTEGRACIÓN?

Territorio guaraní. Fin del siglo 17, llegada de los jesuitas para evangelizar a los nativos. Después del primer rechazo de los locales, ambos eligieron de cohabitar, de convivir en reducciones. Pocos remanentes de las reducciones jesuiticas-guaranies permacen hasta hoy. Son consideradas como un modelo de integración cultural (entre la cultura indígena guaraní y la cultura occidental europea) y de vida comunitaria auto-sustentable. Los jesuitas enseñaron a los nativos las artes, la música, la organización social y tecnica de los oficios, las tecnicas agrarias. Los nativos guaranies compartieron su conocimiento y relación con el territorio y sus recursos, sus habilidades y su fuerza colectiva. Es dificil saber si los guaranies que vivían alli lo hacian por gusto o por fuerza. Sin embargo, hay pruebas que dicen que, en ese tiempo, tenian varios motivos para quedarse a vivir alli.

Poco a poco, se desarrollaron comunidades de hasta mas de 6000 individuos. De los Treinta Pueblos jesuiticos-guaranies, los principales y mas prosperos eran la Santisima Trinidad del Parana (hoy en Paraguay), San Ignacio Mini (hoy en Argentina) y São Miguel das Missões (hoy en Brasil). Diferentes de todos los otros experimentos jesuiticos llevados a cabo en el resto de Latinoamerica, las Misiones de los Treinta Pueblos fueron las unicas que tuvieron un blindaje juridico que las convirtio en una verdadera autonomia.

Desde la firma del Tratado de Madrid en 1750 entre España y Portugal, las dos potencias colonizadoras de Sur-America, los jesuitas fueron expulsados. En unos casos, los jesuitas condujeron la batalla de los guaranies contra el ejercito invasivo. En cada caso, resultó el abandono de las reducciones y de esa forma unica de convivencia entre nativo y « invasor ».
Sur la Route du Patrimoine pasó por las 3 principales reducciones jesuiticas-guaranies reconocidas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Mis pasos por estos lugares lleno de história, de sufrimiento y de alegria fueron respectuosos y silenciosos. Cada una complimenta a las otras.

Disfruté en particular del espectaculo « sonido y luz » y su relato histórico sincero en São Miguel das Missões (declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983), el ambiente vegetal y la extension de la reduccion de San Ignacio (1983) y las dimensiones y el estado de conservacion de la Santisima Trinidad del Parana (1993) como de Jésus de Tavarangue (la construcción de esa última nunca fue terminada) con su arquitectura misionera extraordinaria.

Publicités

Share a Comment!

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s